Querida alma

Querida Alma,

A lo largo de mi vida, he sido víctima de la imposición de dogmas por parte de la sociedad, que me alejaban más de tu existencia, de tu recorrido vida tras vida, de tus aprendizajes, sombras, reconexiones y reencarnaciones. Ahora que soy consciente de ello, se me abre un amplio abanico de posibilidades para sanar traumas, bloqueos, sombras y reflejos. También sé que las personas que hay a mi alrededor, no es casualidad que estén aquí, sino que tiene una causalidad y fue elegido previamente por ambos.

Si la sociedad entendiese todo esto, la vida sería más sencilla y divertida, ya que con cada persona que se nos cruzase en nuestro camino, con todo nuestro amor, observaríamos qué sombra o reflejo hay en ella, que debe sanar uno mismo. Y la historia que más se repite a lo largo de nuestra vida y que tanto nos hace sufrir, se disiparía desde el primer momento en que hiciéramos conscientes esa sombra o reflejo. El caso es que piensan que cuantas más repeticiones tengan en sus vidas un acontecimiento negativo, lo interpretan como si fuera una “conciencia de sanación repetitiva” porque están acostumbrados a sanar situaciones y conflictos poco a poco, esperando que no hayan errores en esas sanaciones ni fisuras, hasta sanar por completo. Repiten situaciones continuamente y no lo ven… El camino es recto y hay piedras por el camino, unas más grandes y otras mas pequeñas, pero si se quedan girando alrededor de una piedrecita… nunca podrán llegar al final del camino… ¿Cómo puedo decirles que la vida es como una carrera de salto de obstáculos… que si tenemos miedo al ver la primera valla, nunca podrán saltar ni pasar a la siguiente y por consiguiente no llegarán nunca a la meta?

Tampoco habrían tantas enfermedades, ya que toda enfermedad, proviene de un trauma, bloqueo, situación conflictiva, que no hemos sabido llevar con amor, y poco a poco esa oscuridad, va penetrando en nuestros cuerpos sutiles hasta enfermar el cuerpo físico de forma gradual.

Todos venimos con el “don del miedo” de serie y ante cualquier acción miramos a través de las sensaciones que nos ofrece, y no desde el amor. Somos una sociedad donde no sabemos amar ni ver las cosas a través del amor. Anteponemos el miedo, sin ningún pudor; trabaja como un efecto reflejo, como cuando nos quemamos y apartamos corriendo el dedo…

Hemos dejado de escuchar a nuestro cuerpo, y es una de las causas por las que también enferma. El cuerpo tiene una inteligencia innata en sus estructura celular y si le aportásemos lo necesario, él sólo se retroalimentaría. Simplemente con dos acciones a tener en cuenta a diario, lo haría sin ningún problema y sería más llevadera nuestro día a día. La primera acción es la Dieta. No nos damos cuenta pero, al cabo del día ingerimos una cantidad considerable de alimentos que para nada benefician a nuestro organismo y que tarde o temprano merman el estado del mismo, y ni que decir tiene, el alcohol, drogas y tabaco. La segunda acción es el Ejercicio. El ejercicio nos ayuda a depurarnos, a activar nuestras células, a liberar nuestra mente de cargas negativas y nos crea estabilidad emocional, nos da fuerza y empuje para superar el día con energía.

Cuando la vida fuese más sencilla, y no dieran tantas vueltas a temas innecesarios, entonces y sólo entonces, podrían conectar contigo, con su alma, su esencia pura. Solamente ofreciéndose un ratito de quietud diario conocerían la verdadera esencia del ser. No se cómo pueden vivir desde la ignorancia… ¿Me ayudarás a hacerles ver que el mundo es más sencillo desde el amor y teniendo contacto contigo? Si supieran que el guía más valioso en su vida es su ser, su esencia pura, que vibra desde la luz y el amor… se darían ese ratito diario de quietud y meditación sólo para escuchar tus sabias palabras.

Y ahora, es cuando… ¿explicamos lo difícil? Si resulta complicado llevar una vida feliz y plena, es momento de explicar que a veces una sombra, bloqueo, situación conflictiva con otra persona, ¿puede ser debido a una información necesaria que no integran y debe repetirse para comprender? que no es fruto de la “mala suerte” ni un Dios castigador? Muchos lo llaman la ley del Karma y del Dharma. El karma son situaciones conflictivas que hay que sanar y el dharma son situaciones positivas que nos llegan por haber tenido buenas acciones. No es muy correcta esa definición porque realmente el karma no es un castigo que debas pagar, sino ser consciente que un conflicto que aparece en tu vida, lleva consigo una sombra, ya sea de esta vida o vidas pasadas que hay que sanar sacando a la luz el problema y dándole una solución desde el amor.

Sabiendo que las Almas pueden tener infinidad de vidas hasta lograr el propósito de vuestra creación, me resulta fascinante todas las andaduras, retos y aprendizajes que lleváis realizados. Cómo puede ser que te encarnas llevando contigo la información de tu esencia, y todo esto te ayudará a buscar el camino para recordar quién eres y a qué viniste, además de unos compañeros encarnados que irás re-conociendo a lo largo de la vida, naces, creces, re- aprendes lo que ya sabías y aprendes nuevas, sanas sombras, creas amor incondicional, ayudas al prójimo sin importar la vida o vidas que pasó o que tuvo, simplemente valoras el momento en que te mira a los ojos y abres tu corazón hacia su comprensión y aprendizaje y tu comprensión y aprendizaje… Es asombroso ver como cada pieza encaja sólo en un único lugar, y poco a poco va dando forma al todo, al ser, completándolo poco a poco. Toda una vida, de esfuerzo, constancia y trabajo interior.

Más tarde, el cuerpo físico se agota y fallece; en ese momento se produce de nuevo tu liberación. Me gustaría explicarte que después de tu liberación, he comprobado cómo hay lazos aún muy fuertes con los seres queridos que han sido parte de tu familia, que ese lazo o unión no te deja conectar de nuevo con la fuente, y prepararte de nuevo para otra encarnación. ¿Crees que si fuéramos conscientes de que la vida o la muerte es un proceso más, que no es bueno ni malo, simplemente lo que es, se agilizaría todo el proceso? Obviamente, no sufriría el ser querido que queda aquí encarnado… Tantas cosas cambiarían…

Al igual que muchas personas nacen con don o dones, se sienten especiales o diferentes al resto, si todos somos iguales y provenimos de la fuente… y si nacen con don o dones, ya sea que sanan, tienen videncia, intuición, ven seres y entidades, perciben energías, realizan viajes astrales conscientes, etc… es porque ese alma necesita para su misión esas herramientas le dará una pista para buscar información… La buena compañera y maestra que encuentre para ayudar a solventar tantas dudas, le dará herramientas para seguir trabajando interiormente y que se encuentre con su verdadero ser, siempre teniendo una perspectiva desde el amor. Muchos sienten miedo y rechazo por los prejuicios debido a la sociedad, la tv, películas,… inculcan temor, cuando aquí sólo hay maldad, corrupción, ira, celos, etc… en la otra dimensión, solo hay alta vibración, luz y amor. ¿A eso temen? ¿Al amor y la luz? Que ingenuos…

Querida Alma, gracias por hacerme crecer día a día y ver tu perspectiva neutral del todo, respetar y comprender el libre albedrío de los demás. Cada cosa nueva que aprendo, la vivo con entusiasmo y motivación. Sé que esto no tiene un fín, pues es eterno, pero cada cosa aprendida mejora la anterior y es maravilloso ver todo desde esta perspectiva y estos ojos. Gracias por mostrarme quien soy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *