El Ser que habita en tu interior

Más allá de la flagrante codicia, desprecio y devastación humana, debe haber un halo de luz que gobierna en cada uno de nosotros pero se mantiene apagado debido a la negación del propio SER y su verdadera esencia y propósito de vida.

No es en vano el esfuerzo que estamos realizando cada uno de los seres que poco a poco van vislumbrando por todo el mundo ayudando a otros seres a conectar con su ser.

El despertar es un camino lento y tedioso pero juntos lo lograremos… ” Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”.

Hay un movimiento que emergió muy poco a poco para hacer conscientes de la verdadera naturaleza y proveniencia del ser pero no llegaron por falta de medios a expandirse al resto de población.

Lo que se conoce como conexión energética, red energética donde todos estamos conectados aun el que no es consciente del mismo, está esperando ser explotado con toda su esencia y divinidad. Ya hay muchos que sienten esa red y a través de sus conexiones van sintiendo el verdadero potencial del SER y su naturaleza en su máxima expresión.

La red consciente tuvo que ser creada para el mayor bien de la humanidad. Un empuje hacia el todo. Se creó la mayor red de comunicación, información y conexión social llamado internet. Gracias a esta red todo va fluyendo con mayor rapidez.

Este empuje está ayudando a tener cada vez más herramientas, maneras de utilizar, contrastar información, conocimientos extensos, información de diferentes fuentes que ayudan a mejorar la calidad de información y amplitud de la misma. Y lo más importante, nos ayuda a conectar con nuestra esencia, nuestro SER.

Cuando vuestro corazón os diga lo que deberíais hacer, hacedlo. Ya que en vuestro corazón habita vuestro SER superior, vuestro YO verdadero. Ese SER mágico lleno de pureza.

Mostrad al mundo que el amor y alta vibración puede mover montañas. Consigamos un mundo lleno de armonía, amor, sintonía con la naturaleza, los seres que habitan en ella y lo más importante con nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *